El pasado 18 de agosto fue un día muy especial para la Provincia Bernarda Morin, ya que vivimos momentos que significaron un recordar de nuestra historia y de nuestras madres fundadoras en Chile, pero también dimos un vistazo hacia el futuro de la Congregación en el país.

Durante la mañana nos reunimos en torno a un ritual, donde agradecimos por la vida y obra de Madre Bernarda Morin y Madre Victoria Larocque, fundadoras de nuestra Congregación en Chile, y por la tarde celebramos la Eucaristía, oportunidad en que acogimos en nuestra Comunidad a María Fernanda Apablaza, quien continuó su proceso de formación iniciado hace dos años, ingresando ahora al Noviciado.

Celebró la ceremonia de entrada al Noviciado el Padre José Casali, ocasión en que se presentaron como signos un Cirio, presencia de Cristo resucitado; Flores, signo de nuestra alegría y deseo de crecimiento en la vida religiosa; y el Pan y el Vino, alimento de nuestra fe y símbolos del amor y alegría que poseemos como Congregación.

Agradecemos la presencia de las hermanas en este día y pedimos la bendición amorosa de Dios Providencia para cada comunidad representada.