Por Rodrigo Silva, integrante del Equipo de Gestión Providencia (EGP).

El Primer Seminario de la Red de Colegios Providencia fue concebido como una instancia de participación y reflexión en torno a la tarea educativa distintiva de los Colegios Católicos y, en especial, de los colegios y jardines infantiles de nuestra red. La temática a revisar fueron los nuevos retos para una Educación Católica, desde una visión general, hasta llegar a los desafíos propios para nuestros establecimientos.

Considerando que este año se conmemoraba el 150º Aniversario del Colegio la Providencia de Concepción, se propuso a la Dirección del Establecimiento y Equipo Directivo que acogieran la organización de este Primer Seminario dentro del marco de actividades de celebración, razón por la cual la actividad se desarrolló en dicha ciudad.

Desde mi punto de vista, esta instancia fue un éxito, pues hubo una alta participación de casi todos los establecimientos y una muy buena disposición de todos para que el evento tuviese un buen resultado. Creo que, en ese sentido, hay que destacar la organización, dedicación, acogida y trabajo del Equipo Directivo y toda la comunidad educativa de Concepción.

Pese a que siempre existen detalles que pueden ser mejorados, la realización del evento nos dejó importantes reflexiones en torno a la tarea educativa, en especial sobre la forma cómo miramos nuestros propios resultados; la mirada introspectiva que debemos hacer hacia nuestras propias creencias, ya que son base de la acción pedagógica; los elementos a priorizar en clave institucional y evangelizadora; los desafíos para avanzar en la construcción de un Modelo Pedagógico Providencia; y grandes lineamientos que deben enfatizar los sellos educativos de los Colegios Providencia.

Sin lugar a dudas, el Seminario además marca el inicio de otra etapa de trabajo, que se basa en la buena disposición de todas las comunidades educativas para compartir y construir puentes y lineamientos comunes que nos permitan fomentar una identidad compartida.

Desafíos futuros

A partir del pasado Seminario surgen nuevos e interesantes desafíos. En primer lugar, esperamos que los propios equipos directivos participantes puedan continuar reflexionando respecto a las diferentes ponencias y lograr una visión madura sobre los desafíos propuestos en relación a los contextos donde se ubican sus establecimientos. En segundo lugar, socializar los temas tratados con docentes y asistentes de la educación, pues es tremendamente relevante que en todas las comunidades educativas se generen resonancias que favorezcan el compromiso y disposición para seguir avanzando.

Desde mi mirada, la entrega de un lema fijado para 2018, que emanó desde el liderazgo provincial de las Hermanas de la Providencia, implica una muestra concreta de la voluntad de seguir avanzando hacia la consecución de lineamientos comunes, pues significa una invitación para todas las comunidades educativas a vivir y organizar actividades en torno a la importancia del testimonio de Madre Emilia y Bernarda, y la formación para el amor.

Durante el mes de diciembre además se entregará el Calendario de actividades 2018 que llevará adelante Equipo de Gestión Providencia, que incluye la realización de Jornadas Zonales y Nacionales para las seis áreas de gestión (Académica, Pastoral, Convivencia, Comunicaciones, Formación y Administración), además de Centros de Padres y Centros de Alumnos. Junto con ello, se iniciará el trabajo de reflexión en torno al Ideario, paso previo para renovar el Proyecto Educativo Providencia.