Sitio web de la Provincia Bernarda Morin - Chile

Hermanas de la Providencia

Hermanas de la Providencia

Casa Provincial:

+ 56 2 2205 5947 comunicaciones @providenciasp.cl

Casa Provincial:

Terranova 140, Providencia, Santiago, Chile.

Casa Provincial:

Lunes a viernes de 9:00 a 13:30 hrs. y de 14:30 a 18:00 hrs.

Hermanas de la Providencia

Casa Provincial:

+ 56 2 2205 5947 comunicaciones @providenciasp.cl

Casa Provincial:

Terranova 140, Providencia, Santiago, Chile.

Casa Provincial:

Lunes a viernes de 9:00 a 13:30 hrs. y de 14:30 a 17:00 hrs.

¿Quién protege a las mujeres mapuche de la violencia del Estado?

Por Andrea Castillo Muñoz, Religiosa Misionera Catequista.

Imagen por Paul Lowry

Imagen por Paul Lowry.

Escribo y me comparto como mujer entre mujeres mapuche que hace dos semanas, una vez más, han sido golpeadas y perseguidas por un Estado capitalista. Es un sentir en y desde territorio militarizado a propósito de la campaña del SERNAM “Me Empelota La Violencia Contra La Mujer”.

Siendo primavera avanzada en la Mapu (tierra), donde las siembras ya tienen sus tallos firmes, el pasado miércoles 9 de octubre desde muy temprano, irrumpe el Estado asesino a tierra Mapuche… la comunidad de Temucuicui es nuevamente allanada y torturada por Fuerzas Especiales del gobierno de Chile. Llegaron alrededor de 200 efectivos a destruir los cercos con motosierras, cortaron los alambres, destruyeron las siembras de avena de la comunidad que con esfuerzo comunitario realizaron, para hacer efectivo con ello el control territorial.

Conversando con los pu lamngen (hermanos y hermanas) de la comunidad, el accionar de FFEE fue, como tantas veces, desquiciado e inhumano. Como es costumbre, para que “no se note tanto” lo hicieron mientras la mayoría de chilenas y chilenos veían el debate presidencial y esperaban el partido de fútbol entre Chile y Ecuador.

Fueron detenidas 7 personas, entre ellas Susana –esposa del Werkén Mijael Carbone – y el lonko de la comunidad. Esa noche quedó detenida Susana y tres hermanos más, quienes fueron formalizados al día siguiente. El Tribunal, de forma irrisoria, manipulado por el fiscal Chamorro y otro fiscal, declara que la detención de Susana Venegas Curinao fue ilegal, y para seguir la mentira que parecía cuento del lobo, las detenciones de Felipe Huenchullán, Víctor Hugo Queipul y Carlos Arzola quedaron sin efecto, pues resultó claro que fue una mentira y un procedimiento irregular de parte de Carabineros; en ningún caso el Juez habló de delito por parte de la Comunidad hacia Carabineros, ni menos que Víctor Queipul (lonko) y Jorge Huenchullán fuesen un peligro para la sociedad.

Muchas mujeres además de Susana fueron torturadas ese día y hasta hoy… ¿Qué dijo-dice el SERNAM a propósito de su reciente campaña “Me Empelota La Violencia Contra La Mujer”?

Sepan servidores públicos de la mujer, que HAY UNA EXTREMA VIOLENCIA ejercida por la fuerza policial en las comunidades mapuche. Hay una habitual y extendida violación de Derechos Humanos que alcanza a las mujeres de la Comunidad; hablo de lesiones físicas y sicológicas. Fuerzas especiales las torturan y amenazan con sus armas, y las mutilan con grotescos improperios: “india hedionda, floja, puta”. Una de ellas se pregunta: “¿Quién será su madre, quién le dirá cómo maltratarnos?… nos tratan peor que animales”.

Es una vergüenza la impunidad en la que quedan los delitos ejercidos contra las mujeres en las comunidades mapuche y la indiferencia y silencio de los medios y comunidad en general, sobre todo del “servicio gubernamental” que dice estar para apoyar, defender y proteger a las mujeres de la violencia que les ocasionan. El Servicio Nacional de la Mujer, no puede quedarse callado ante la agresión y violación que recibe la mujer mapuche; ella también tiene derecho de ser reconocida y tratada con dignidad ¿Esperaremos que una de ellas sea asesinada para reaccionar? ¿O violada como lo fueron sus antecesoras?

Exhorto a SERNAM a que repare, haga justicia, se pronuncie y recupere la memoria para lo cual fue creado. No solo debe ocuparse de apoyar la inserción laboral de las mujeres, promover el «Bailetón Familiar por la Vida» en el marco de la campaña de detección precoz del cáncer de mama, implementar políticas de equidad de género, entregar capital semilla para mejorar sus emprendimientos (cada acción que apunta al buen vivir justo y digno aplaudo), sino también mirar y ocuparse de la defensa de las mujeres de las comunidades mapuche, que con esfuerzo también desean sembrar y trabajar la madre tierra en paz, sin violencia.

Es conocido el proyecto “SERNAM en terreno”… vayan a las comunidades mapuche, vayan porque hay instalado un contingente policial que no hará otra cosa que continuar reprimiendo y violentando.

Invito también a toda mujer y hombre consciente a que se “empelote” ante brutales vulneraciones que se ejercen hacia las mujeres mapuche, y a que no permitamos que ni éste, ni ningún servicio que tenga como fin la vida, se transforme en instrumento vulnerador de derechos cuando lo propio es defender a las y los vulnerados. Debe “empelotarnos” la violencia contra la mujer mapuche, que vive la impotencia, rabia y dolor de ver golpeados a sus hijos, maridos, hermanos y papás… que vive el miedo durante la noche y el día por los allanamientos que les ejecutan; obligadas a vivir en el peligro, en la guerra; penadas a la destrucción personal y familiar.

A cada una de las mujeres mapuche de mi tierra les abrazo con admiración y respeto por la fortaleza, ternura y decisión con la que se ponen de pie para seguir la lucha y trabajo cotidiano… mujeres que transforman y humanizan… ustedes son la tierra misma que grita LIBERTAD.

El Estado despliega toda su violencia sobre la mujer mapuche… porque ahí está la fuerza-vida de la tierra.