Hace 166 años, un 17 de junio del año 1853, Madre Bernarda Morin, Madre Victoria Larocque, Sor Amable Dorión, Sor María del Sagrado Corazón Bérard y Sor Dionisia Benjamín Worwoth desembarcaron en el puerto de Valparaíso luego de un agotador viaje. Hasta ese momento no imaginaban que la Providencia de Dios les deparaba una amorosa labor, instalar el Carisma y la Misión de la Congregación que representaban en esta tierra tan lejana.

Como Acción de Gracias por tan destacado acontecimiento, con mucho entusiasmo vivimos una hermosa celebración Eucarística el pasado sábado 15 de junio. A las 10:30 hrs. nos dimos cita en la Iglesia de Los Santos Ángeles Custodios, en Santiago, para agradecer juntos como Familia Providencia en Chile.

La Acción de Gracias fue organizada por el Comité de Laicos Pro Beatificación de Madre Bernarda, en conjunto con Secretaría Provincial. Asistieron y participaron muchas hermanas de la Provincia: hermanas del Liderazgo Provincial y hermanas de comunidades que colaboran en las obras, sin olvidar a las hermanas mayores de la Comunidad Bernarda Morin. Estuvieron presentes sacerdotes que acompañan a las comunidades, acólitos, las directoras y directores de los Colegios, Jardines Infantiles y Hogares de Ancianas, además de representantes de todas las obras de la Congregación en Chile.

Con posterioridad a la Eucaristía se invitó a las y los asistentes a compartir un chocolate caliente y un trozo de queque en las dependencias de la Casa Provincial.

Agradecemos a todas y todos los participantes, incluido el personal de obras, que con su entusiasmo hicieron de esta Eucaristía y jornada de encuentro un testimonio vivo de la presencia de Dios Providencia entre nosotras.

Celebración en comunidades

Como es habitual, las comunidades de Hermanas de la Providencia en todo Chile también dieron cuenta de la alegría vivida por este nuevo aniversario, agradeciendo en cada ciudad de manera íntima y sencilla por las bendiciones de estos 166 años.

_____

Fuente: Agradecimientos especiales por su colaboración en la elaboración de este artículo a las encargadas de comunicaciones del Colegio de la Providencia Carmela Larraín de Infante y Escuela San José.