Con la participación de varias Hermanas de la Providencia y un gran número de personas que se benefician diariamente de esta obra, el jueves 30 de noviembre se realizó la bendición del proyecto de mejora del Comedor Madre Emilia Gamelin, que brinda almuerzo a hermanos y hermanas en situación de calle.

La bendición fue realizada por el Padre José Casali, dirigiendo unas palabras durante la ceremonia y bendiciendo luego a cada uno de los presentes, asperjando además el recinto del comedor y los cuartos anexos, como la remodelación de los baños, la nueva cocina, el ropero para guardar donaciones de vestuario, y los recintos para almacenar el alimento.

La ceremonia fue guiada por nuestra Superiora Provincial, hermana María Antonieta Trimpay, que a nombre de la Provincia agradeció la presencia de voluntarios y voluntarias que cada día colaboran en esta obra, y resaltando también la presencia constante y buena disposición de nuestra hermana Ana María Montenegro, quien de manera muy cercana y cariñosa acompaña diariamente a los hermanos y hermanas.

Estuvieron presentes algunas de nuestras hermanas de la Comunidad Bernarda Morin y las hermanas de la Comunidad de la Residencia Nuestra Señora de los Dolores. Hermana Claudia Vargas, actual superiora de esta comunidad y superiora de la Provincia en tiempo de la apertura del comedor, en 1986, contó a todos los presentes la historia del nacimiento de esta gran obra.

Este 2017 el Comedor Emilia Gamelin, que forma parte de nuestro Ministerio de Acción Social, cumple 31 años entregando almuerzo diario a personas que viven en la calle. Actualmente atiende de lunes a viernes a un promedio de 80 personas cada día.

Agradecemos a la Providencia y a la colaboración del Fondo de Reserva haber podido ser capaces de entregar este remodelado espacio para quienes lo necesitan, ayudándonos a hacer vida nuestro carisma de caridad compasiva y solidaridad con los más desposeídos.