Para fomentar la integración social y el buen trato a la tercera edad, el Servicio Nacional del Adulto mayor (SENAMA) junto al Instituto Nacional de la Juventud (INJUV) dieron comienzo el pasado 19 de agosto a los denominados encuentros intergeneracionales de lectura acompañada, que se realizarán en todo el país. Como lugar de partida para estas actividades se eligió al Hogar de Ancianas San José de Recoleta, institución sin fines de lucro que pertenece a la Fundación Bernarda Morin.

Los encargados de leer para las adultas mayores fueron jóvenes voluntarios de la Asociación de Guías y Scouts de Chile. Estuvieron presentes también autoridades del SENAMA y del INJUV, además del noticiario de Chilevisión, que entrevistó a las residentes del hogar (abajo el video completo del reportaje).

Yolanda Hormazábal, una de las abuelitas del hogar que apareció en pantalla, señaló a la televisión: “Me gusta leer. Pero con impedimento de la vista y los oídos, va perdiéndose así una de a poquito”. Sus palabras dan cuenta de lo positivo de esta actividad.

Otras de las residentes entrevistadas fue María Aydee Forestal, muy cercana a nuestra Congregación ya que trabajó por muchos años en la sacristía de nuestra Iglesia en Providencia. Aydee contó para la televisión que a sus 88 años se sentía en perfecto estado de salud.

Varias imágenes del hogar y muchas más abuelitas aparecieron en el reportaje, donde se las veía contentas participando de la actividad.

“Nos pusimos de acuerdo para generar este espacio en que jóvenes y adultos mayores comparten. Es muy importante porque las distintas generaciones, adultos y jóvenes, son parte de una sola sociedad, y en la medida en que nos integramos somos capaces de reconocer el valor que cada uno tiene en el seno de nuestras comunidades”, indicó Rubén Valenzuela, director nacional del SENAMA.

La señora Rosa Rubio, directora del Hogar de Ancianas San José, señaló que esta actividad le pareció muy buena, porque con ella “los jóvenes y los adultos mayores se pueden relacionar entre sí. El adulto mayor de hoy no es el mismo que el de hace un tiempo atrás. Primero, porque se ha ido prolongando la edad y, segundo, porque ahora los adultos mayores se sienten capaces de hacer muchas actividades en forma normal, pero a su ritmo”.

“Estas acciones son importantes para las señoras. Me alegra que la gente pida ir al hogar. Las puertas siempre están abiertas. Bienvenidos los que quieran participar y compartir con ellas entregando su tiempo para que se sientan parte de esta sociedad y menos solas”, agregó la directora

Felicitamos al hogar por haber sido elegido para dar comienzo a esta actividad, y por la simpatía y gran participación de las residentes en todas las actividades.