El mes pasado pudimos ser testigos de un hecho histórico para nuestro país: la Visita Apostólica del Papa Francisco a Chile. Fueron tres días donde el Santo Padre visitó las ciudades de Santiago, Temuco e Iquique.

Sin duda, se vivieron jornadas de gran bendición para la Iglesia y también para nuestra Congregación, ya que además de poder observar las transmisiones en directo por televisión, muchas hermanas y personas vinculadas a las Hermanas de la Providencia pudieron escuchar personalmente las palabras del Santo Padre.

Así fue el caso de la primera de las tres Misas masivas realizadas por su Santidad en Chile, que se llevó a cabo en el Parque O’Higgins, en Santiago, lugar al que llegaron más de 400 mil personas. Estuvieron allí escuchando al Santo Padre nuestras hermanas Gerardina Bustos, Mónica Campillay, Pabla Vargas y Elvira Letelier, además de nuestra pre-novicia María Fernanda Apablaza y muchas más personas vinculadas a nuestra Congregación, como profesores y personal de nuestras obras.

Nuestra Hermana Gloria García no solo presenció el evento, sino que tuvo la bendición de participar como Ministra de Comunión en la Eucaristía junto a Herta Sandoval, coordinadora de Asociadas y Asociados Providencia a nivel nacional. Ambas también fueron voluntarias durante toda la actividad.

Roles muy llamativos tuvieron también tres personas relacionadas con nuestra Congregación. María Inés Ojeda, secretaria/recepcionista de Administración Provincial, y David Montenegro, profesor de Religión, tuvieron la bendición de participar en el coro durante la Misa. David vivió además la alegría de poder participar como peregrino junto a los Misioneros Claretianos en la misa celebrada por el Papa en Iquique, el pasado 18 de enero.

Algo similar experimentó Francisco Esperidión, profesor de música del Colegio Sagrados Corazones de La Serena, quien colaboró en el teclado durante la presentación de Fernando Leiva, exponente de la música católica chilena, en el Parque O’Higgins.

María Inés relata: “Mi experiencia de ser parte del coro ha sido inolvidable y muy enriquecedora.  Fue una alegría poder alabar al Señor y estar tan cerca del Papa, pudiendo vibrar en la Misa.  Siento que ha sido un hermoso e inmenso regalo que Dios me ha dado en este momento de mi vida y me quedo con la satisfacción de haber participado y haber aportado con mi canto”.

Nos alegramos por todas las Hermanas y personas laicas que pudieron estar presentes y gozar de esta especial bendición.

Fuente imagen de cabecera: Cortesía de David Montenegro, profesor de Religión.

____________________

Otras noticias especiales sobre la visita del Papa Francisco a Chile: