Alumnas Escuela San Jose

1 de septiembre de 2013 – Ubicada en el sector norte de Santiago, en la calle El Roble de la comuna de Recoleta, la escuela San José se enclava en un barrio tradicional y tranquilo, históricamente reconocido por las carencias económicas de sus pobladores. Sixta Cerón, Directora desde hace 17 años y docente del establecimiento desde hace 39, cuenta que “20 años atrás la escuela atendía a una población más pobre. Hoy ha cambiado el perfil económico porque también han cambiado los factores externos. Sin embargo, hay una pobreza afectiva que es muy grande, mayor a la que se daba en esos tiempos”. “A mí me tocó varias veces ver la problemática de las niñas”, recuerda esta Directora, “una pobreza tan extrema que yo no imaginaba que existía todavía. Por eso hacíamos campaña en la escuela y juntábamos alimentos, ropa y ropa de cama; y las íbamos a dejar a las casas”.

El actual perfil del estudiantado, que pasó de niñas a mixto hace un tiempo, es muy variado. Sixta comenta que “hay de todo, por ejemplo, niños de médicos y de abogados, pero también tenemos niños de una pobreza grande, no tan extremo como en años atrás, pero sí de problemas económicos graves, enfermedades, y familias con alcoholismo y droga. Es también muy común ver a madre y padre trabajando para dar muchas cosas a sus hijos, pero nada de tiempo. Yo les pregunto, ¿con qué fin? ¿Cuál es su objetivo? Porque su hijo no tiene quien lo acompañe a hacer una tarea”.

La matrícula hoy es de 640 estudiantes. “Antes  teníamos cerca de 590 alumnos y de repente empezamos a subir de nuevo” aclara la Directora, para quien “la gracia de este colegio es que aquí está presente el Señor y la Madre Bernarda”. La institución está circundada por otros 17 colegios que tienen enseñanza media y técnico profesional, por lo que la matrícula de San José es muy buena para ser sólo básica. Para Sixta algo destacable es “que es una escuela familiar, porque entre su estudiantado hay hijas y nietas de ex alumnas”. “Otro aspecto importante es la Pastoral, que  funciona excelente. Acá el colegio lo maneja la pastoral, en los cursos no elegimos directivas, sino delegados de pastoral. Después ellos escogen según las condiciones que tienen si son presidentes o tesoreros” añade.

Esta escuela espera a futuro tener Enseñanza Media. Actualmente posee el terreno e infraestructura de la antigua comunidad, pero no se puede ocupar de forma permanente por esta construida en adobe. “Igualmente se usa en pastoral, reforzamientos y atención de apoderados”, indica la Directora, “pero necesitamos 100 millones de pesos para construir 4 salas más y 1 baño de varones”. “Otro sueño es trasladar el kínder al espacio que nos cedieron las hermanas”, finaliza, agregando que están abiertos a recibir ayuda: “quisiera que el que pueda se acerque y nos ayude a sacar la escuela adelante”.