Santiago, 22 de octubre de 2019.

Las Hermanas de la Providencia de la Provincia Bernarda Morin queremos expresarnos frente a esta situación que nos afecta a todas y todos en Chile, haciéndonos parte de la demanda que motiva las movilizaciones, pidiendo cambiar/transformar nuestra sociedad, haciéndola más justa, desde los valores humanos y evangélicos.

Nuestra respuesta al imperativo de la justicia social nos motiva a buscar la raíz de los sistemas injustos, para eliminar las causas de la pobreza, en la medida de nuestras posibilidades (Const.28). Por ello, estamos dispuestas a colaborar y apoyar iniciativas en búsqueda del bien común, al igual como lo hicieron nuestras fundadoras, Madre Emilia Gamelin, Madre Bernarda Morin y Madre Joseph del Sagrado Corazón, mujeres que lucharon en su época por construir sociedades más justas.

Deseamos ser parte de una sociedad con ambientes de sana convivencia, con iguales oportunidades y posibilidades para todas y todos. Una sociedad que asegure dignidad y calidad de vida, para lo cual es imprescindible cambios en el actual sistema social, económico y político.

Desde esta opción, no validamos los actos violentos que perjudican a quienes están en situación de vulnerabilidad: los más necesitados y las personas de clase media de nuestro país, quienes han sido los más perjudicados por estos actos vandálicos, que no son una respuesta coherente con la motivación inicial que busca cambios en el sistema.

Adheridas al proyecto de Jesucristo, nos hacemos solidarias con quienes están sufriendo y rechazamos todo aquello que amenace su dignidad e integridad.

En estos tiempos complejos y de grandes posibilidades, hacemos confianza en que algo nuevo se está gestando, lo cual acompañamos desde nuestra confiada oración, pidiendo la sabiduría para encontrar soluciones efectivas y afectivas, ya que, en palabras de Madre Joseph, todo aquello que concierne a los pobres siempre es asunto nuestro.

Congregación Hermanas de la Providencia
Provincia Bernarda Morin – Chile