Ministerios_y_Com

“Porque tuve hambre y me diste de comer…”
Mt. 25, 35. –

14 de noviembre de 2013 – El comedor Emilia Gamelin, fundado a fines de los años 80, aún se mantiene como una importante obra del Ministerio de Acción Social de nuestra Congregación. Su finalidad es entregar almuerzo a personas que viven en la calle, atendiendo cada día a un promedio de 40 personas, las que en el invierno suben hasta 80.

Los motivos para llegar a vivir en la calle son múltiples, pero más allá de la importancia de conocerlos para provocar cambios que permitan la reinserción social, estamos ante personas que tienen derecho a una vida digna y que tienen voz para expresar lo que sienten. Así lo evidencia el ejemplo de Fernando, quien asiste regularmente. “Vengo hace más de un año porque acá todo es muy grato”, nos cuenta, agregando que “la comida es muy rica y las personas que atienden son muy buenas. Hay mucha camaradería y un ambiente más juvenil. Acá el que llega, hace la cola y se sirve. Yo le tengo mucho agradecimiento a estas monjitas. Tengo mucho arraigo acá, a este comedor y la Iglesia de la Providencia.  Ahora siempre voy al centro porque vendo unas cosas, pero vengo para acá porque siento que aquí está la mano de Dios. Las monjitas se acercan mucho a nosotros, no son como de claustro, distantes o serias, son igual que todos nosotros… Me siento muy identificado.”

El comedor es atendido por personal de la Casa Local y del Provincialato, junto a  la Hermana Nancy Arévalo. Las y los Asociados Providencia se hacen presentes organizando la entusiasta y colorida Fiesta de Navidad en los jardines de la Casa Local. Esta obra cuenta también con la colaboración del presbítero Sergio Nazar y su ministerio de rehabilitación a personas que viven en la calle, además de  MOVILIZA, organización que busca entregar trabajo digno y sacar de la marginalidad a quienes se encuentran en esta situación.

Otra de las personas que se alimenta en el Comedor Emilia Gamelin es Jorge, quien señala que le agrada “porque el ambiente es muy tranquilo, más que otros lugares donde hay peleas. Acá no, así que me gusta venir. Vengo con mi señora. A veces nos gusta la comida, otras veces no, pero siempre nos atienden muy bien”. Sergio, otros de los habituales comensales, cuenta que el lugar “es muy grato porque la atención es muy buena. Las damas que atienden aquí son excelentes”. “A veces yo coopero… me nace, me gusta hacerlo”, añade, demostrando su agradecimiento.

Esta obra se encuentra ubicada en Condell 50, Providencia, Santiago. Atiende de marzo a diciembre, de lunes a viernes, aproximadamente entre las 12 y 13 horas.

Historia del Comedor Emilia Gamelin

Siguiendo los pasos de nuestra fundadora Emilia Gamelin, quien antes de ingresar a la vida religiosa mostraba una viva preocupación por los empobrecidos, el 13 de junio de 1987 se procedió en nuestra provincia a la inauguración del Comedor Emilia Gamelin. La bendición la efectuó el entonces arzobispo de Santiago, Cardenal Francisco Fresno, quedando a cargo de la obra la Hermana Margarita María Rubio, quien le dio una impronta de sencillez y acogida a la misión. Junto a ella colaboraban algunas Asociadas de la Providencia, que se turnaban para dicho trabajo. Para la alimentación aportaban las comunidades de la Enfermería, Pensionado de Señoras y Casa Local.