Avanzando positivamente se encuentra la Comunidad Educativa del Colegio Santa Teresita de Llo-lleo en un proceso de diálogo y escucha tendiente a promover la sana convivencia escolar dentro del establecimiento, lo que se tradujo en un regreso a clases normales por parte de las alumnas de la institución.

Este proceso comenzó el pasado martes 17 de abril con la presencia de las alumnas, docentes, padres y apoderados, directivos y la directora del Colegio, quienes se reunieron con hermana María Antonieta Trimpay, Superiora Provincial de nuestra Congregación, hermana Jaquelina Juárez, secretaria provincial; Juan Araya, coordinador de la Oficina Vinculante de Fundaciones de la Provincia, Rodrigo Silva; y la Presidenta de la Fundación Educacional Colegio Santa Teresita de Llo-lleo, hna. Bibiana Saavedra.

La primera etapa fue de escucha y dialogo, desde la verdad y transparencia, lo que facilitó llegar a los siguientes acuerdos tanto de parte de las alumnas como de la Congregación y de la Fundación.

  1. Las alumnas retomarían con normalidad las clases el día miércoles 18 de abril.
  2. En un plazo de tres semanas a contar de esta fecha, la Congregación Hermanas de la Providencia y la Fundación Educacional Colegio santa Teresita de Llo-Lleo, por medio de la oficina de servicios de las Fundaciones, diseñarán y presentarán una propuesta de trabajo a través de un proceso que permita restablecer confianzas y generar un clima de sana convivencia en el establecimiento educacional.

Agradecemos la buena disposición de las alumnas, docentes, Equipo Directivo, directora y de padres y apoderados, por trabajar conjuntamente en un clima de sana convivencia escolar. De igual modo, agradecemos la presencia del señor Mariano Palacios Toro, de la Dirección Provincial de Educación de San Antonio, por su preocupación y presencia en el establecimiento educacional.

Les invitamos a seguir caminando juntos y juntas en diálogo y respeto, contribuyendo en la elaboración de mejoras significativas en pos de un bien común.

Finalmente, recordamos guiarnos por las palabras de Madre Bernarda Morin, fundadora de la Congregación Hermanas de la Providencia en Chile, quien nos indica que “nada podemos por nosotras mismas, pero por medio de la oración y de la práctica de la caridad y unión fraternal, todo se alcanza” (Circular 26, p. 120).