9 de agosto de 2016 – Nuestro Colegio Providencia de Linares fue elegido como el establecimiento de su provincia donde se efectuó la inauguración oficial de la denominada “Ley súper 8”, que pretende mejorar la mala nutrición de los estudiantes a nivel nacional incentivando la venta de productos saludables en los kioscos ubicados al interior de los establecimientos educacionales (Ley 20.606, llamada Ley sobre composición nutricional de los alimentos y  su publicidad).

En la ocasión se contó con la asistencia de la Seremi de Salud, el Director Provincial de Linares, el Seremi de Deportes, el Seremi de Educación y otras connotadas personas del ámbito educacional.

Ema Benítez Valdivieso, Directora del Colegio, se dirigió a los presentes destacando positivamente esta importante normativa: “Como comunidad educativa Providencia, agradecemos las políticas gubernamentales que nos entrega esta ley y nos comprometemos a hacerla efectiva en nuestro establecimiento por el bien de nuestras estudiantes”.

“Esto (alimentarse sanamente) también es responsabilidad de todos y comienza en el hogar. Dios Padre Providente (…) nos entregó todo lo necesario y sano para nuestra nutrición. Volvamos al origen, respetemos la naturaleza y todo lo que Dios nos entrega para que día a día nos desarrollemos como personas sanas, fuertes y saludables”, añadió la Directora.

En el contexto de la nueva ley, la División de Políticas Públicas Saludables del gobierno desarrolló una guía con los elementos básicos que se deben cumplir en la implementación y funcionamiento del kiosco escolar, indicando los alimentos que se pueden vender y promocionar al interior de los establecimientos educacionales. La nueva ley 20.606 exige la reconversión de los actuales kioscos de colegio a recintos que oferten productos saludables, lo que consiste en una obligación que impone la Ley de Etiquetado de Alimentos, cuyo reglamento está en revisión al interior de la Contraloría.

La norma fija límites máximos para sodio, azúcar, calorías y grasas saturadas y, en caso de sobrepasarlos, los productos deberán exhibir un rotulado (similar a un disco Pare y en color negro) que alerte el exceso del nutriente crítico que corresponda.

Además, todos los productos que lleven la etiqueta (galletas, snacks salados, cereales, dulces y bebidas, entre otros) no podrán venderse al interior de los recintos educativos.

Fuente: Colegio Providencia de Linares.