El pasado jueves 13 de junio, directivos, profesores y asistentes de la educación del Centro Educacional Santa Clara compartieron una instancia de reflexión, encuentro y sana convivencia con motivo de los 166 años de la llegada de la Congregación de las Hermanas de la Providencia a Chile. Para ello, y tal cual como se festejaba esta fecha en sus inicios, la unida comunidad educativa pudo compartir el pan, un dulce mate y sus experiencias de fe con el Padre Providente.

Además, las profesoras extranjeras Sara García, María de los Ángeles Córdoba y Graciela López presentaron el baile típico de su país de origen respectivamente: España, Argentina y Venezuela. El reconocimiento dado desde Chile a la Congregación estuvo a cargo de la profesora Carolina González, quien realizó un tradicional baile a la bandera.

Las canciones dedicadas a la Madre Bernarda Morín no estuvieron ausentes, pues fueron cantadas y coreadas con gran emoción y agradecimiento por cada profesional presente hacia la “Sierva de Dios”, por su trabajo realizado por la educación del país.

Y es que hace 166 años, específicamente un día 17 de junio del año 1853: Madre Bernarda Morin, Madre Victoria Larocque, Sor Amable Dorión, Sor María del Sagrado Corazón Bérard y Sor Dionisia Benjamín Worwoth desembarcaron en el puerto de Valparaíso, luego de un largo y extenuante viaje. Hasta ese momento no imaginaban que la Providencia de Dios les deparaba una amorosa misión: instalar la presencia de la Congregación que representaban, en esta tierra tan lejana.

Fuente: Comunicaciones Centro Educacional Santa Clara.