Sitio web de la Provincia Bernarda Morin - Chile

Hermanas de la Providencia

Hermanas de la Providencia

Casa Provincial:

+ 56 2 2205 5947 comunicaciones @providenciasp.cl

Casa Provincial:

Terranova 140, Providencia, Santiago, Chile.

Casa Provincial:

Lunes a viernes de 9:00 a 13:30 hrs. y de 14:30 a 18:00 hrs.

Hermanas de la Providencia

Casa Provincial:

+ 56 2 2205 5947 comunicaciones @providenciasp.cl

Casa Provincial:

Terranova 140, Providencia, Santiago, Chile.

Casa Provincial:

Lunes a viernes de 9:00 a 13:30 hrs. y de 14:30 a 17:00 hrs.

Centro Bernarda Morin sobre visita a obras educacionales de la zona norte: “Hubo muchas experiencias compartidas de Dios Providente y de lo que significa madre Bernarda para la vida las personas”

Por la Oficina de Comunicaciones de la Provincia Bernarda Morin.


Desde el 14 al 17 de mayo el Centro Bernarda Morin, en las personas de Hna. Ana Georgina Rozas, coordinadora del Centro, y Loreto Fernández, secretaria ejecutiva, visitó las obras de la Red Educacional Providencia de la zona norte. Fueron tres colegios en donde el Centro se hizo presente: Providencia de La Serena, Sagrados Corazones de La Serena y La Providencia de Ovalle. Este último ya publicó una noticia al respecto que les invitamos a leer en el siguiente enlace: Encuentro “Conociendo más a Bernarda, como una compañera de ruta, amiga e intercesora”.

Con la finalidad de conocer en profundidad sobre estas visitas y el recibimiento que el Centro tuvo en las instituciones nortinas, la Oficina de Comunicaciones de la Provincia Bernarda Morin realizó una breve entrevista a Hna. Ana Georgina y Loreto. Les invitamos a leerla a continuación:

¿Cuál fue el origen de esta iniciativa? ¿Nació desde el Centro o fue algo solicitado expresamente por las obras?

Hna. Ana Georgina Rozas: Estas visitas se encuentran consideradas en nuestra planificación anual. Vimos que este año era muy importante visitar todas las obras para presentar a la madre Bernarda como amiga e intercesora. También para dar énfasis a la caja de favores y al proceso que se está realizando, comentando en qué momento estamos.

¿Esto apuntó también al objetivo de largo plazo de lograr que Madre Bernarda sea beatificada?

Loreto Fernández: Claro. Para que la Causa siga avanzando es necesario que la Iglesia reconozca un favor extraordinario o milagro por intercesión de madre Bernarda. Eso va a ser cuando Dios quiera y sólo va a ser posible en la medida que esta devoción popular se mantenga.

Me parece interesante aclarar que no andamos haciendo marketing religioso. Es un regalo de Dios haber tenido a madre Bernarda entre nosotros en esta parte del mundo. Nuestra responsabilidad es seguir manteniendo viva su memoria […]. Esa es la motivación esencial y desde esa motivación esencial es que vamos a las obras, para que podamos convencernos, quienes somos parte de la familia Providencia, de que madre Bernarda no solamente es una figura para mirar, señera, sino que, desde la experiencia más profunda del cristianismo, ella también es una fiel intercesora ante Dios. Lo hacemos con el convencimiento de que esa es la forma en que Dios actúa, animándonos a compartir solidariamente y apoyándonos entre todos. Así como lo hacemos en este plano en la tierra, también la Iglesia Católica cree en la comunión de los santos y tenemos esta vinculación especial con madre Bernarda quienes somos parte de su obra.

¿En los tres colegios se realizó el mismo programa? Entiendo que hubo diferencias…

Loreto: Cuando hacemos la vinculación, en este caso con los tres colegios, nos adecuamos a la realidad de cada establecimiento. Cada uno decidió qué es lo que necesitaba. El programa en específico lo detalla el colegio.

De hecho, en el Colegio Providencia de La Serena hubo primero un saludo a toda la comunidad educativa de parte de la hermana Ana, quien luego visitó a los cuartos medios invitada por el director. Durante los recreos además estábamos con las estudiantes y todo culminó con una gran asamblea.

El colegio Sagrados Corazones de La Serena quiso que habláramos al cuerpo docente dentro de la reunión de profesores.

Por su parte, el Colegio La Providencia de Ovalle quería que tuviésemos estas instancias distintas (encuentro con profesores y colaboradores adultos, encuentro con el Centro General de Padres y Apoderados y encuentro con el Centro General de estudiantes y encargadas de Pastoral). El detalle lo define la comunidad educativa. Nosotros como Centro estamos al servicio de las necesidades de la comunidad.

¿Cómo fue el recibimiento de los distintos colegios?

Hna. Ana: De parte de las alumnas el recibimiento fue muy receptivo, igualmente de los padres, apoderados y personal. Fue una recepción cálida, muy acogedora y, sobre todo, yo sentí en ellos alegría porque desde el Centro los visitáramos, una alegría muy grande.

Llevamos para esto unos paneles de la vida y obra de la Congregación y hubo mucha inquietud en saber en qué lugares estábamos como Congregación.

¿Cómo fue la participación en las reuniones o encuentros?

Hna. Ana: Hubo muchas experiencias compartidas de Dios Providente y experiencias de lo que significa la madre Bernarda para la vida las personas con quienes nos encontramos. Me impresionó mucho, en el sentido de que muchas personas en los tres colegios dieron su testimonio de lo que significa la presencia de madre Bernarda en sus vidas y la gratitud que le guardan a esta gran mujer, quien ha sido una intercesora muy grande ante Dios para ellos. Esta fe me impresionó mucho.

¿Se han recopilado ya los mensajes que se reciben en la caja de favores? ¿Se recopilan una vez al año o cada semestre?

Loreto: Una vez al año y ya se hizo el año pasado.

A Dios gracias ha ido mejorando la entrega desde obras que tenían la caja de favores perdida a lo largo de los años. Este año solamente tres obras no han entregado el contenido.

También quizás es bueno aclarar lo de la caja de favores; dos aclaraciones que también indicábamos en las obras. Primero, hay que entender que podemos pedirle a Dios directamente. Dios sabe antes de que escribamos los papelitos, pero lo interesante es el signo, lo que representa la caja como ese espacio donde nosotros, que somos seres materiales, que nos conectamos con la materialidad, de alguna manera representamos nuestra vulnerabilidad, nuestra necesidad. Entonces, en ese sentido, la caja es muy interesante, porque es un espacio concreto.

Y lo segundo, rescatar que buscamos que el proceso sea lo más respetuoso posible, porque las personas ahí ponen sus necesidades. Entonces una persona responsablemente toma el contenido, lo guarda en un sobre sellado y luego llega acá al Centro. Acá se abre, se lee lo que está escrito para detectar si hay que hacer alguna pesquisa —lo que ha sido fructífero—, y después se vuelve a cerrar y se va guardando como evidencia de que esta devoción popular se mantiene viva.

Ha ido “in crescendo” la cantidad de obras que ya tienen su caja y que mandan el contenido.

¿Hay algo que desde el Centro les gustaría destacar o añadir para finalizar?

Loreto: Sólo destacar que el que madre Bernarda sea un ejemplo de cómo vivir el Evangelio desde la espiritualidad Providencia y además una fiel intercesora, no es sólo el convencimiento de la Oficina de la Causa o del Centro Bernarda Morin, sino de la Congregación, que es la que lleva adelante el proceso de su Beatificación.

Top