En el evangelio de Juan 1,3 se señala: “Lo que hemos visto y oído, se lo anunciamos también a Ustedes”; y precisamente esta fue la inspiración que sirvió a la pastoral de Colegio de la Providencia Carmela Larraín de Infante de Maipú para embarcarse a vivir la aventura y servicio de las misiones, específicamente en las comunidades de Auquil y Lihueno, de la comuna de Pelarco, en la región del Maule.

Este viaje, realizado entre el 7 y 15 de diciembre, tuvo como objetivo fundamental fortalecer la unidad cristiana de las comunidades visitadas, iniciando para ello la misión con la procesión de la Fiesta de la Inmaculada Concepción de María. Además, el Colegio junto a la comunidad se propusieron construir una gruta, dejando instalada la imagen de la Santísima Virgen María para que acompañe y bendiga a la localidad.

En este viaje participaron 12 jóvenes de distintos cursos de educación media y miembros del Equipo Pastoral. Los alumnos que dispusieron de su tiempo y entrega para esta significativa acción fueron: Ignacio González, Catalina Vilches, Catalina Vargas, José Luis Vargas, Rodrigo Ugarte, Arlenne Montalba, Belén Cruz, Nicolás Muños, Fernanda Arroyo, Isidora Salazar, Constanza Loyola y Valentina Araya. Del Equipo Pastoral viajaron Hna. Mónica Campillay, P. Christian Reyes, Rosita Meléndez, Ivette Ramírez, Karina Hernández, Cristian Saavedra, Enedina Pérez, Mauricio Zamorano y Juan Carlos Avendaño.

Desde el Colegio señalaron que “fue una hermosa experiencia para compartir el amor de Dios con los hermanos y hermanas. Esas vivencias quedarán como registro imborrable en el corazón de cada uno de los misioneros y misioneras”.

El Equipo se sintió especialmente agradecido por la gran acogida y cariño de parte de las comunidades visitadas, indicando que “compartir la fe en Jesucristo al estilo Providencia siempre es de una riqueza grandiosa”.

Agradecemos al Colegio y su Equipo Pastoral, y especialmente a las comunidades que los recibieron, por estar disponibles para compartir la ternura de Dios Providencia en estos provechosos días.