Preparar a niñas, niños y jóvenes para enfrentar dilemas éticos a lo largo de su vida, y ser parte activa de una sociedad respetuosa con las diferencias, es uno de los principales objetivos a largo plazo del Plan de Formación Ciudadana que el Estado busca incluir en el currículum de todos los establecimientos educacionales de Chile.  Buscando promover la senda ya iniciada por muchos de los colegios Providencia, el Equipo de Gestión Providencia (EGP) invitó a profesores a participar el pasado 8 de septiembre en un encuentro sobre este tema, centrado en capacitar y entregar elementos para construir correctamente un Plan de Formación que vaya alineado con los principios de nuestra Congregación, respetando a su vez la singularidad local que tiene cada comunidad educativa.

En la oportunidad el EGP, que tiene como misión entregar asesoría en temas de gestión y administración, invitó a guiar la jornada a la profesora Nuria Cot Gómez, destacada académico del programa de formación docente de la Universidad Alberto Hurtado. Para Rodrigo Silva, integrante del Equipo, lo fundamental del encuentro consistió en “la posibilidad de revisar los alcances de los Programas de Formación Ciudadana, así como también compartir experiencias exitosas que se están desarrollando en cada comunidad escolar, fortaleciendo de esta manera la posibilidad de colaborar y construir itinerarios comunes”.

Nuria, quien además es una reconocida autora de textos escolares que entrega el Ministerio de Educación, explica que la “formación ciudadana no es una asignatura específica, sino que un concepto que debe ser asumido por el colegio con obligatoriedad y en acciones concretas transversales, para fortalecer los valores como la democracia, formación, participación e inclusión”.

Lo que se pretende es impulsar la compresión y análisis del concepto de ciudadanía de manera integral en todas las instituciones educacionales pertenecientes a fundaciones Providencia, logrando que participen en esto todos los miembros de la comunidad educativa, no solo los estudiantes, sino también profesores, papás, centro de estudiantes y la comunidad local, entre otros.

Durante la capacitación se hizo un trabajo colaborativo, tratando de focalizar en los intereses que los profesores habían explicitado previamente. “Mi labor concreta fue responder dudas, ayudando a cumplir las expectativas que se tenían (…). Esto se pensó para detectar necesidades, más que para entregar contenidos y conocimientos”, específica Nuria.

La académica además señala que cada colegio tiene necesidades muy distintas: “hay colegios que ya han dado pasos en la construcción de su Plan y hay colegios que todavía no lo inician. Las necesidades son variadas, por tanto, el equipo técnico, directivo y académico tiene un gran desafío para aunar criterios en un mismo paraguas y estilo, respectando los contextos de cada localidad. Así que hay una tarea ahí, porque se detectaron necesidades fundamentales”.

El gran avance de Temuco

Como se señaló, durante el Encuentro cada Colegio tuvo la posibilidad de presentar sus respectivos avances en esta materia. Una de las instituciones que a la fecha se encuentra bastante adelantada en la implementación de su Plan es el Colegio Providencia de Temuco. El encargado de habilitarlo, Carlos Solís, comentó que esto se viene trabajando desde el año 2015, lo que implicó planear las actividades y fortalecerlas en el tiempo, llegando a la fecha a tener un plan bastante consolidado.

“Me voy enriquecido totalmente”, señaló Carlos respecto a esta capacitación del EGP, “porque pude retroalimentar lo que estamos desarrollando en Temuco. La mediadora aportó elementos técnicos y lineamientos muy claros con respecto a la ley que regula el Plan de Formación Ciudadana; además facilitó el diálogo entre colegios, lo que enriqueció mucho más la conversación. En ese sentido me llevo al colegio muchos aportes, tanto desde lo teórico como desde lo práctico”.”

Agradecemos a cada profesor y profesora participante por hacer de esta una muy exitosa actividad.