Más de 80 religiosas, religiosos y laicas/os comprometidos se congregaron en una Asamblea Extraordinaria convocada por la Junta Directiva de CONFERRE, el sábado 4 de agosto, para reflexionar respecto a la realidad de la Iglesia chilena en el actual contexto, y proponer acciones concretas a partir de cinco líneas guía entregadas en el encuentro.

La invitación fue realizada a las Superioras/es y representantes de gran parte de las congregaciones con presencia en Chile, junto con laicas/os identificados con estos carismas y de otras instituciones eclesiales, llevándose a cabo en nuestro Salón Provincial en el Campus Providencia.

En la Asamblea participó hna. María Antonieta Trimpay, como superiora provincial, junto a hna. Mónica Campillay y hna. María Angélica Alvear. Como superiora general de la Congregación Hermanas del Purísimo Corazón de María, participó también nuestra hna. Ana Teresa Araya.

Una de las principales características de las líneas guías dice relación con el lenguaje directo y la condena clara a cualquier tipo de abuso que se presente en la Iglesia, con una preocupación especial por las víctimas y por aquellos más vulnerados, presentes en las diversas periferias. Un foco particular son los pobres, los jóvenes y el rol de la mujer (laica y religiosa) en la Iglesia.

“Esperamos que de esta asamblea podamos llegar a compromisos concretos evaluables. En la línea de hacer un proceso de conversión, para tener una mirada desde el Espíritu a esta nueva realidad”, indicó en la oportunidad el Presidente de la Conferencia, P. Héctor Campos, OFM Cap.

Fuente: Información e imágenes desde conferre.cl.