companeras

Por Comité de Espiritualidad

Septiembre es un mes especial, se inicia la primavera que nos alegra con la presencia del sol que renueva la tierra y  hace renacer la vegetación; se celebran las Fiestas Patrias, que son el festejo por excelencia en nuestro país y a eso se suma la Fiesta de Nuestra Señora de los Dolores este 15 de septiembre, fiesta patronal en que las Hermanas de la Providencia renuevan sus votos, como un signo profético de que la vida religiosa es una gozosa respuesta a la llamada amorosa de Jesús.

Aquel día también se agradece de modo especial por la fidelidad de quienes han mantenido su “sí” por toda una vida. Este año, nuestra provincia tiene el gozo de contar con 10 hermanas jubilares:

  • Jaquelina Juarez, Bodas de Plata
  • Ana Teresa Araya, Bodas de Oro
  • Cecilia Díaz, Bodas de Oro
  • Soledad Navarrete, Bodas de Oro
  • Teresa Maureira, Bodas de Oro
  • Ema Maureira, Bodas de Oro
  • Bibiana Saavedra, Bodas de Oro
  • Evangelina Quidel, Bodas de Diamante
  • Guadalupe San Miguel, Bodas de Diamante
  • Hortensia Tapia, Bodas de Diamante

Damos gracias a Dios por cada una de ellas, pidiendo que quien las ha llamado y sostenido, siga animando sus búsquedas y las nuestras, para que juntas, desde la misión compartida, proclamemos al mundo la Buena Noticia de Vida: Dios nos ama y quiere que todas y todos tengamos vida buena y abundante, que tengamos justicia, respeto, solidaridad, relaciones de afecto y cuidado mutuo, que seamos compañeras de gracia, animándonos y sosteniéndonos unas a otras en los espacios cotidianos y en los sueños que queremos hacer carne, desde el compromiso sincero con nuestro carisma y espiritualidad, expresado en las obras y ministerios en los que estamos comprometidas y en los proyectos que vendrán.

Este septiembre en particular estuvo precedido de una serie de acontecimientos que son una invitación a vivir la experiencia de ser compañeras de gracia:

  • La clausura del Capítulo Provincial, con la aprobación del Directorio y el desafió de vivir más radicalmente nuestra vocación desde los compromisos que todas asumimos.
  • La Conferencia Regional, donde las hermanas del Liderazgo General y las hermanas de nuestro Consejo Provincial, dialogaron, compartieron y reflexionaron, en un clima de respeto y acogida mutua, abiertas a dejarse interpelar, atentas a lo que Dios quiere para la Congregación, la Provincia y cada hermana en particular.
  • La Jornada de Espiritualidad, donde pudimos compartir profundizando amorosamente nuestro carisma.

A todo ello se suman, sin lugar a dudas, innumerables momentos de encuentro, de compartir; pequeños detalles cotidianos, nuestro propio estado anímico, noticias de diversa índole que nos interpelan, conmueven o llaman a la reflexión.

Porque queremos renovar con alegría y esperanza nuestro compromiso cristiano, porque algun@s  lo hemos hecho desde un compromiso laical que centra la vida en la confianza ilimitada en la Providencia,  y las hermanas de la Provincia lo han hecho desde la vocación a la vida religiosa, que quiere proféticamente mostrar que es posible establecer relaciones amistosas, de hermandad, ternura y cuidado, con todas y todos, es que pedimos en este mes tan significativo se acreciente en nosotr@s la conciencia de que somos compañer@s de gracia.